Marketing inteligente y su influencia en el diseño?

En el siguiente artículo, se presentaremos el Marketing inteligente y cómo ha evolucionado para conocer mejor las necesidades del cliente.

marketing-inteligente 1

Marketing Inteligente

La manera en que funciona el mercado ha evolucionado, antes la publicidad de las empresas, se limitaba a las formas tradicionales, como, por ejemplo: periódicos, radio, televisión, etc; pero mediante han ido cambiando las generaciones, tuvieron que adaptarse a la era digital.

Actualmente, este método ha avanzado, según las necesidades del mercado, para adecuarse a los consumidores. Para lograr este objetivo, el marketing ha tenido que venir con nuevas herramientas publicitarias y métodos que se ajusten.

Cuando una empresa o marca, sacaba un nuevo producto, su intención era complacer al cliente, ese es el objetivo del marketing inteligente, ya que este busca estudiar cualquier información que facilite conocerlo y generar estrategias, y medios para atraerlo.

De esto se trata el marketing inteligente, averigua la forma de pensar de sus clientes para comprar, tratar de llamar la atención y tocar los puntos en específico en la mente del consumidor, ya sea en la percepción, en las emociones, en sus creencias, entre otros; para que compre el producto.

Modifica el producto, o al menos la calidad, para que cuando el público lo vea, eso afecte el cerebro, lo perciba de cierta forma y despierte intereses, así este sea más propenso a comprarlo. Esto de divide en tres aspectos fundamentales, los cuales son:

La forma en la que percibe el cerebro

Lo primero es la percepción, como la gente ve tu producto, ya que lo primero en apreciarse es la cara y obviamente, un producto que tiene una buena imagen junto con otro que ni siquiera tiene etiqueta, solo ponerte esa imagen, ya sabes cuál te va a dar un buen presentimiento. Así el producto sin etiqueta sea mucho mejor, el público se sentirá más atraído al producto que te estimule visualmente.

marketing-inteligente-2

Este marketing, se basa en la psicología, es por eso que lo primero es: cómo ve la gente. Esto busca, encontrar los patrones y las figuras, que mejor se reconocen visualmente con más rapidez.

Además, de los sitios o lo cuadrantes, en los cuales tienes que colocar las cosas más importantes visualmente para que el producto pueda transmitir una información más sustancial al momento, es decir, que no lo coloques en un producto, la imagen o el nombre, en un lugar donde no tiene que ir, porque en el mundo moderno, las personas cuando leen, no se fijan necesariamente arriba o abajo, sino que van directamente al centro. Entonces, con base en eso, se han diseñado ciertos cuadrantes donde se debe colocar la información. De esta forma, lo más llamativo e importante, tiene lugar adecuado, para que cuando el cliente lo vea, sea lo primero en que se fije, en otras palabras, cuando sus ojos instintivamente vayan al sitio (que ya está predispuesto para que lo vea), lo primero que vea la información más relevante del producto, ya sea el título, el logo o imagen de lo que hace el producto.

Ejemplo:

En la imagen del producto, se puede colocar la función de este. Si es un limpiador de pisos, no necesariamente se debe colocar en letras grandes “LIMPIADOR”. Sino, en la parte superior puede ir modestamente escrito el nombre del producto, pero en el centro (la parte predilecta), ellos pueden colocar una ilustración o foto, de un piso limpio o uno con flores que te diga que huele bien.

Al ver la imagen, ya sabes que el producto es para pisos y que tiene una fragancia, luego de eso la visión íra dirigida arriba y el consumidor sabrá el nombre y función del producto.

Estos cuadrantes están planteados, para que sepas dónde colocar el título, la imagen principal y la información del producto como los centímetros cúbicos, los componentes, etc; que, aunque es importante, pero no es tan pertinente.

Rostros

El marketing inteligente también se encarga de revisar el uso de ciertos elementos, en los productos, tales como las caras (o rostros), estas impactan de cierto modo al consumidor. Si la cara está viendo hacia arriba, abajo o los lados, estudia la forma de cómo esto influye.

Por ejemplo: Se ha dicho que una cara mirando hacia al frente, es lo que genera un impacto más grande. Si lo que quieres, de cierta forma, mandar un mensaje emocional o enlazar a la persona con esa parte de la emoción, lo que haces es colocar una cara en la delantera.

marketing-inteligente 3

Color

Como último, pero no menos importante, es el color, más que todo porque los estos representan algo en el marketing. Los colores no pueden estar puestos sin razón, ya que estos significan algo y necesitas saber que es, en otras palabras, requieres saber qué color va de la mano con el producto que quiere vender.

Los colores pueden transmitir optimismo, amistad, sorpresa, creatividad, confianza, paz, balance, entre otros. Es por que nunca ves una clínica, con anuncios rojos y amarillos, sino con colores blancos (implica pureza), azules (representa confianza), verdes (significa vida), etc.

marketing-inteligente 5

Igualmente, cuando vas a comprar comida, no sueles ver los colores blancos, azules y verdes, porque no tienen sentido, en vez de eso, ves los colores amarillos, rojos y naranja, porque son colores que tienen que ver con lo rápido, lo sabroso.Es por esto, que necesitas saber qué color combina con el producto que quieres vender.

Impulsos de las personas al comprar

Esto es una parte importante dentro del marketing inteligente, porque necesitas impulsar a la gente a que compre tu producto, o a que se mantenga, en tu plataforma o proyecto.

  • Efecto Meta gradual

Fue estudiado por Clark Hull, y significa que mientras tú le estés mostrando a una persona que tan cerca está de cumplir una meta, esa persona va estar más cerca de lograrla.

Por ejemplo: Esto es lo que sucede con vídeo juegos, que te ofrecen puntos por agregar una foto a tu perfil, referencia a dos amigos, comparte este link, etc; y mediante completas estos pasos, te van dando recompensas hasta llegar al final, que te dan uno mayor.

Pero al principio del proceso, incluso crear la cuenta te da puntos y marcan tu progreso, sientes que estás logrando algo. Esto te anima a seguir estando en la plataforma haciendo cosas, hacia lo que ellos te están indicando, porque, si no existiera esto, la gente le daría igual su perfil y recomendar a amigos. Esto es lo que hacen muchos productos, plataformas y tiendas.

  • Generar dopamina en el cerebro

Nuestro cerebro ante ciertas circunstancias genera dopamina y lo disfruta. Cada vez más va a querer buscar esa dopamina en mayores cantidades.

Un ejemplo de esto, son las redes sociales, porque precisamente lo que hace que te quedes en un sitio, es que te hace sentir bien. Cosas como: pequeñas cápsulas de texto, vídeos graciosos, imágenes, incluso el tema de las reacciones y notificaciones, fomentan la dopamina.

De hecho, detrás de todas las redes sociales, existen ingenieros que están buscando la forma de generar dopamina a través de las aplicaciones, para que tú te quedes más tiempo. Porque en los tiempos actuales, no se está vendiendo tanto el hecho de que tu hagas o no click en una página.

En las plataformas como Facebook, Twitter e Instagram, lo que se está vendiendo es tu tiempo, porque entre más tiempo pases ahí, más información pueden recaudar de ti y esa información, pueden venderles a otras compañías que van a hacer las publicidades que los hacen llegar a ti. Por eso es que las notificaciones están resaltadas en rojo para que te llamen la atención.Es importante generar dopamina de las personas, para que de cierta forma siga dependiente y esperando tu producto.

El uso de las emociones para la venta

En el marketing inteligente, este punto se basa en buscar qué emociones utilizar y de qué manera hacerlo para que las personas se encadenen con tu producto, es decir, ligar al producto con emociones y que despierte la familiaridad y sorpresa a través de ofertas, generando un aspecto positivo.

Y que también el producto, pueda generar dentro de las personas un impacto positivo en el sentido de sonrisas y movimientos involuntarios que te hagan sentir que estás contento con la marca o el producto que estás comprando.

De igual forma los olores, son algo que afectan mucho nuestras emociones y la manera en que compramos, ya que nos traen recuerdos, estos pueden definir si compramos algo. Incluso hay marcas que gastan hasta 10.000 dólares al mes para colocar olores en los establecimientos.

De igual forma, las historias, este sentimiento de empatia, que puedas usar en campaña de marketing, para que las personas se sientan nostalgicas y quieran comprarlo, es decir, si bien tu proudcto puede tener todo lo mejor del mundo o ser 90% efectivo, pero a las personas no les importa eso.

Es más efectivo si una persona amigable, aparece en el vídeo, propaganda o publicidad que estés utilizando y que diga cual ha sido su experiencia con el producto.

Nosotros, como seres humanos, al ver esa cara contando su historia y como le ha ido, por instinto vamos a sentir empatia y vamos a querer comprarlo.

Al final, esta parte se fundamenta cómo despertar las emociones en una persona, para que se sientan más a gusto con el producto.

Diferencias entre el marketing tradicional y marketing inteligente

En el Marketing tradicional, se hallaban complicaciones para vender recursos, es decir, veían donde encontraban una solución para vender y ahí la colocaban.

Ejemplos 1

Alguien entraba en un carro y notaba como la luz del sol lo hacía extremadamente caliente. La persona venía con la idea de poner una capa en el vidrio que refleje la luz del sol.

Con el mismo ejemplo del carro, alguien encontró un problema en la visibilidad dentro de carro, es decir, se podía ver claramente hacia dentro. Pensaron en agregar un papel que permita ver hacia afuera pero no dentro, con esa necesidad en mente nació el papel ahumado.

También creaba problemas en objetos existentes para vender soluciones:

Ejemplo 2

Véase el caso del llamado pop socket, que es un objeto para sostener el teléfono, es un claro ejemplo de lo que sería crear un inconveniente y proveer una medida.

Desde que el teléfono fue inventado, hemos llevado el teléfono de una forma normal sin presentar problemas.

Alguien vio esto y pensó en agregarle algo detrás al teléfono para sostenerlo, que lo haga mucho más fácil. Desde entonces, aunque a algunas personas no le encontraban sentido o función, al ver a otros utilizarlo, muchos pensaron que lo necesitaban, aunque no tenían problemas antes.

La persona que lo invento, creo un problema que no existía, que era el agarre del teléfono, y vendió una solución.

De esto se trata el marketing antiguo, veía o generaba problemas, buscaba una solución y las vendía.

El marketing inteligente no busca el tangente, busca a la persona que quiere comprar. Es cuando quieres introducir al mercado no una solución, sino un producto sustitutivo o reforzar la entrada de un producto novedoso.

Porque al final, puedes tener el mejor producto del mundo, pero si no llamas a atención de la persona, te vas a ir a bancarrota y nadie te podrá ayudar, aunque hayas tenido la mejor idea de tu vida.

Aquí, entra tu competencia, y ve que tuviste una buena idea, pero no la supiste incrementar. Ellos tomaran esta idea, se fijarán en el consumidor y lograran desarrollarla.

Gracias por leer nuestro articulo de marketing inteligente, si quieres saber mas sobre el marketing, te invitamos a leer nuestro articulo de Marketing de afiliados.

(Visited 20 times, 1 visits today)

Deja un comentario