Derechos de Autor en Internet ¿Qué significan?

En el siguiente artículo desarrollaremos el tema de los derechos de autor en Internet y ¿Qué significan?, ¿para qué son? y ¿Cómo puedes proteger tu contenido online? Si te interesa conocer todo esto, te invito a que sigas leyendo. ¡Comencemos!

derechos-de-autor-en-internet-2
Descubre para qué sirven los derechos de autor y para qué sirven las Licencias CC.

Derechos de Autor en Internet ¿Qué significan?

Las personas comparten diariamente millones de contenidos propios y ajenos en Internet, ocasionando que se rompan las leyes de los derechos de autor en Internet. Pero esto viene de lejos, con la reforma de las leyes europeas sobre los derechos de autor, este tema está en boca de todos y no es para menos, dado que algunas enmiendas que se han propuesto han puesto de cabeza a ciertos colectivos. Ahora, si quieres saber todo sobre los derechos de autor y cuáles son tus obligaciones como usuario, será mejor que te quedes.

Cuando decimos que este tema viene de lejos, no es sólo por decir, ya que en el año 1710 el Estatuto de la Reina Ana fue promulgado ante los problemas presentados por la aparición de las imprentas. Dichos problemas comenzaron por el poco reconocimiento que se les tenía a los autores, ya que los editores se llevaban todo el crédito. A partir de este punto de quiebre en la historia se creó un marco legal de lo que conocemos en estos días cómo Copyright.

La Reforma Europea de la ley del Copyright

La reforma de la ley europea de Copyright sigue dando de qué hablar, ya que se sometió a votación el pasado 5 de julio de 2018; sin embargo, no fue aprobada, pero esto no quiere decir que esto haya quedado así, sino al contrario, tomará más tiempo llegar a un acuerdo, y fue así hasta que el 29 de marzo de 2019 fue aprobada ante el Parlamento Europeo con 348 votos a favor y 274 en contra.

La reforma de los derechos de autor presentarán cambios relevantes y aunque su objetivo es la mejoría de las normas de los derechos de autor, la realidad es que representan una grave amenaza a la libertad de expresión y la privacidad en internet.

Los famosos artículos 11 y 13 (ahora 15 y 17) fueron ganado polémica una vez vieron la luz, ya que el primero de éstos artículos expresaba claramente que los autores podrían manejar sus derechos de autor cobrando o no, por el uso de información, imágenes o creaciones propias, y en caso del segundo artículo, indica que las plataformas deberán vigilar el contenido que publican los usuarios para así evitar que haya violaciones a los derechos de autor.

Esto quiere decir que cada plataforma deberá implementar un sistema Content ID, como el de YouTube, para detectar dichas violaciones, y no solo con la música, sino también con imágenes, frases, entre otras.

Wikipedia fue puesta como ejemplo de excepción, ya que aunque esta se nutre de contenido de terceros, es una plataforma de información, pero esta reforma perjudica la manera de trabajo de ésta y las fuentes de información que utilizan para su plataforma.

El Consejo aprobó esta reforma en abril de 2019, pero no sería hasta este año 2021 cuando empezaría a ser implementada, y muchos creadores de contenido consideran que dicha reforma podría perjudicar su manera de trabajo, como subir contenido legal pero que esté protegido por los derechos de autor. Aunque actualmente no existe tecnología tan avanzada que pueda diferenciar contenido legal o ilegal, sí existen métodos para hallar contenido que cuente o esté protegido con derechos de autor.

Sin embargo, estas normativas de la reforma de la Ley de Copyright solo afecta a países dentro de la Unión Europea, por lo que el contenido que estaría “prohibido” de publicar dentro de esta zona podría verse disponible en países fuera de la misma. Por ende, los creadores de contenido fuera de ese continente se podrían seguir manejando de la misma forma que lo han hecho hasta ahora.

Derechos de autor, en la actualidad

Y es que actualmente con el internet cada vez más presente en nuestro día a día, los autores sufren directamente nuevas situaciones que violan estos derechos. La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) es quien rige todo lo relacionado con los derechos de autor, esta organización le pertenece a la ONU.

Según la OMPI la propiedad intelectual son todas aquellas creaciones que provengan de la mente del autor, y para proteger estas creaciones ante falsificaciones, fraude o plagio se dividen en dos categorías: los derechos de autor, que protegen obras literarias y/o artísticas; y los derechos de propiedad intelectual, que protegen otro tipo de creaciones sean patentes, marcas, diseños industriales, entre otras.

Dependiendo de cada legislación establecer qué creaciones componen propiedad intelectual y cuáles no. Las creaciones que no tienen cambios en cuanto al reconocimiento de la propiedad intelectual son las obras literarias, artísticas, la fotografía y las imágenes. En caso del contenido web, son obras que componen propiedad intelectual, y esto da lugar a los derechos de autor.

derechos-de-autor-en-internet-3
La polémica reforma de la Ley europea de Copyright ha traído consecuencias al contenido que se publica en internet, aquí te explicaremos de qué se trata.

¿Para qué sirven los derechos de autor?

Básicamente, los derechos de autor le dan poder a los creadores sobre sus obras. Por la acción de crear, eres el dueño de dicha obra, y esta ley protege tus creaciones sin necesidad de tener que registrarla en ninguna institución, es decir, no se requiere de ningún trámite para gozar de estos derechos.

Los derechos de autor constan de dos categorías, y éstas son los derechos patrimoniales, que se encarga de recompensar al autor económicamente cuando otros quieran utilizar sus obras. Su vigencia varía según el país, pero en promedio dura toda la vida del autor.

La otra categoría son los derechos morales, y se encargan de proteger los intereses no económicos del autor, estos derechos se conforman en 4 aspectos y son los siguientes: el autor de una obra decide si será difundida y de qué forma, podrá decidir si quiere ser mencionado como el autor por su nombre o algún seudónimo, e incluso si prefiere el anonimato, teniendo todo el derecho a exigir reconocimiento de su autoría y que se respete la integridad de su obra, evitando que se altere o modifique de alguna forma que vaya contra su voluntad.

Los derechos de autor en Internet

El internet es un medio que beneficia la transmisión del contenido, y esta es su mayor virtud: facilitar cualquier búsqueda de cualquier cantidad de recursos que necesitemos, la web literalmente pone todo al alcance con solo dar un clic. Por contraparte, esto también beneficia y facilita el robo de contenido ajeno, el plagio, fraude y otras violaciones a los derechos de autor.

Esta situación se puede apreciar desde dos perspectivas, primero están tus derechos como autor del contenido que creas, las imágenes, textos y publicaciones que compartas en las redes. Ahora, en el segundo punto de vista, tus obligaciones como usuario ante el contenido ajeno que usas de inspiración para compartir tu contenido en internet.

En el mundo online los derechos de autor siguen siendo los mismos, pero éstos son más difíciles de demostrar y de defender. Sabiendo esto, lo recomendable es registrar la propiedad intelectual de tus creaciones, esto es completamente voluntario y no te supone derechos adicionales, pero te dará una credencial ante las autoridades legales para demostrar que eres dueño de algún contenido específico.

Existen tres formas comunes de registrar la propiedad intelectual de tu contenido en internet, la primera de ellas es ir al Registro de Propiedad Intelectual o al organismo oficial de tu país. La segunda, es a través de la plataforma online Safe Creative, es una iniciativa española que tiene la intención de facilitar la gestión de los derechos de autor, cuenta con una gran ventaja y es que es completamente online y gratuito.

Por último, están las Licencias Creative Commons, es otra alternativa para difundir el contenido con las condiciones que el autor determine, bien sean los permisos de uso comercial de tu obra o si se pueden modificar o no.

Todas las licencias de Creative Commons tienen como factor común mantener tu reconocimiento como autor, sin renunciar a los derechos y beneficios de tus obras. Esta licencia no es un registro de propiedad intelectual como tal, pero sí te permitirá defender tus derechos ante la ley.

Cabe destacar, que tanto Safe Creative y Creative Commons no son lo mismo, ya que el primero de éstos es un registro de propiedad intelectual y el segundo es un sistema de licencias para facilitar el uso y difusión de tus obras. Ambos son compatibles, de hecho, escoger un tipo de licencia Creative Commons es uno de los pasos a seguir para realizar el registro a través de Safe Creative.

Derechos de autor en las redes sociales

El tema en redes sociales es más complicado, porque al compartir contenido a través de estas redes renuncias a una parte de tus derechos, ya que las condiciones y políticas de usuario que aceptas al registrarte establecen que les otorgas a dicha red, sea Facebook, Twitter, Instagram, entre otras, los derechos para usar, copiar, reproducir, procesar, adaptar o distribuir dicho contenido en todos los medios, sin tener que darte ninguna retribución económica por tus creaciones, sólo manteniendo tu reconocimiento como autor.

La única forma de revocar esta licencia sobre tu contenido, es eliminando cualquier publicación que contenga este contenido de la red social dónde esté publicado. En caso de que algún otro usuario haya compartido esta publicación, también tendría que ser eliminada.

derechos-de-autor-en-internet-4
Las licencias CC te indicarán de qué forma se puede compartir algún contenido o no, por lo que debes prestarle mucha atención si te consigues con una de éstas.

Obligaciones como usuario sobre los derechos de autor online

Un aspecto que siempre debes recordar como usuario de internet es que los textos e imágenes no tienen que tener una marca de agua para tener Copyright, los derechos de autor van mucho más allá, no tiene que haber un enunciado que diga que tienen copyright, siempre debes asumir que lo tienen.

La única forma de usar contenido de internet si la insignia de Creative Commons lo indica abiertamente, en caso contrario, si lo haces con cualquier imagen entonces estás robando contenido de un autor, y esto puede traer consecuencias.

Y es que sí, se considera robar si usas contenido de otro autor sin permiso, y es posible que si el autor original note esta falta te puede denunciar ante las autoridades y reportar tu publicación. Si no respetas los derechos de autor se considera una falta de responsabilidad civil y penal. La responsabilidad civil quiere decir que el autor puede pedir el cese de tus actividades y una compensación por los daños.

La responsabilidad penal indica que las faltas más graves pueden conllevar a una “pena de prisión de seis meses a cuatro años y una multa de doce a veinticuatro meses”, según el Código Penal de tu país.

Compartir contenido en Redes Sociales

Al compartir publicaciones en redes sociales a través del botón de “Compartir” no estás violando ningún derecho, es algo normal y está permitido, por eso esa opción está disponible. El problema comienza cuando creas una publicación a partir de contenido, imágenes y frases de otro autor, sin mencionarlo en la misma, esto sí se considera una violación a los derechos de autor.

Las condiciones que te estipulan las redes sociales como usuario, indican que te asegures de que tienes derecho y autoridad sobre el contenido que publicas, y si no, te expones a lo que mencionamos en el punto anterior. Un consejo para evitar todo esto es que no descargues contenido de las redes sociales.

Aunque hay consenso en que hay que regular de alguna forma los derechos de autor en internet, muchos diputados votaron en contra de esta reforma precisamente porque el artículo 13 (artículo 17) puede ser excesivo si se emplea de forma rigurosa. Por ejemplo, si compartes una imagen o meme sobre alguna película, o grabas un vídeo en un concierto y los subes a las historias, o grabas una canción con una melodía conocida, es posible que no pasen el filtro de las normativas de este artículo.

Publicar contenido ajeno en un Blog

Ahora, ¿Qué pasa si publicas contenido que no te pertenece en un blog?, bueno pues debes asegurarte de demostrar que tienes permiso del autor para hacerlo y mencionarlo como tal, si no lo haces Google puede penalizarte por contenido duplicado o plagio.

Otra forma de publicar un artículo a partir del contenido de alguien más, es mencionando como fuente el artículo original. Si lo que buscas es usar textualmente un segmento de otro autor, debes asegurarte de que el propio autor da autorización para hacerlo a través de su licencia Creative Commons, si no es el caso debes escribirle tú mismo para pedirle permiso al autor.

Uso de imágenes con derechos de autor

Con las imágenes es un caso más complicado, ya que es un recurso difícil de encontrar con la calidad deseada por muchos bloggers o Community Managers, aunque las imágenes de internet no pueden utilizarse sin pedir permiso al autor existen bancos de imágenes sin copyright que puedes utilizar gratuitamente, como por ejemplo Pixabay. También hay bancos de imágenes pagos como iStock que publica imágenes que pueden ser usadas bajo las licencias de Creative Commons.

En caso de que quieras utilizar una imagen, y no se especifica su licencia de Creative Commons, puedes escribirle por correo al autor para que te de autorización de usarla, y seguramente deberás darle alguna retribución. Pero, ¿qué son las retribuciones al autor?, es muy sencillo, pues solo debes asegurarte de formalizar la autoría a quién pertenece el contenido originalmente en tu publicación, sea en un blog o en redes sociales. La forma de realizar esto correctamente es indicando el título, el autor, el origen y la licencia (TAOL) del contenido.

Al indicar el origen, debes añadir el enlace a la fuente original y al indicar cuál es la licencia, debes especificar qué tipo de licencia es. Google Imágenes te permite saber a quién pertenece la imagen original y si no lo especifica la información de la licencia, debes contactar al autor para averiguarlo. De igual forma, los bancos de imágenes como iStock y Pixabay ofrecen la información TAOL a un lado de las imágenes.

Por ejemplo, si quieres utilizar una imagen de esta página debes mirar las licencias que tiene para publicarla en tu blog sin modificarla y asegurarte de mencionar la información TAOL de la siguiente forma: Imagen “Derechos de autor en Internet” por Nélida Mendoza en todoenmarketing.com. (Según las licencias CC de la página) BY-NC-SA.

BY se refiere a los derechos de autoría, NC significa Non-Commercial Use (uso no comercial) y SA son las siglas de Share Alike (compartir por igual).

Si te fue de ayuda este artículo, no olvides pasarte por nuestro sitio, donde tenemos muchos más como este Medidas de seguridad en las redes sociales y también te dejaremos este vídeo para que entiendas un poco más sobre el tema de hoy. ¡Hasta pronto!

(Visited 5 times, 1 visits today)

Deja un comentario