Características de un producto ¿Cuales lo definen?

Las características de un producto  son los elementos de consumo que se ofrecen al usuario final que, de hecho, en el ámbito del marketing se define como consumidor.

características-de-un-producto-1
En marketing un producto no existe hasta que no responda a una necesidad, a un deseo.

Clasificación de producto

La primera distinción que se debe hacer es entre:

  • Producto físico.
  • Servicios.

El producto físico es tangible, mientras que el servicio es intangible. Sin embargo, hay que destacar que hoy en día ya no podemos hablar exclusivamente de un producto sin servicio, muy a menudo, ni siquiera de un servicio sin producto. De hecho, cada producto, para ser altamente competitivo, debe completarse con una serie de servicios, tales como:

  • Asistencia pre / post venta.
  • Garantía.
  • Entrega.
  • Condiciones de pago.

Existen diferencias sustanciales entre la producción de productos y la prestación de servicios, los cuales son:

  • Los servicios son intangibles.
  • En muchos casos, los servicios se prestan al mismo tiempo que la producción. Esto conlleva la imposibilidad de almacenamiento y la dificultad para garantizar estándares de calidad.
  • Los servicios no siempre tienen por objeto la transferencia de propiedad.

¿A qué se llama producto expandido?

El concepto resulta de descomponer el producto en sí en elementos que resultan ser las palancas de marketing disponibles para quienes gestionan la política comercial. Es el producto completo de sus atributos tangibles e intangibles; un producto tiene características físicas y también cualidades intangibles. El punto completo de las características de un producto, es el producto ampliado; las más relevantes son:

  • Características tangibles: peso, volumen, forma, color, sonido, gusto, temperatura, consistencia, dureza, elasticidad.
  • Características intangibles: imagen, calidad, diseño, prestigio, garantía, servicio, nombre.

Clasificando las características de un producto según las necesidades

El producto se puede vender tanto por sus características esenciales, es decir, las adecuadas para satisfacer una necesidad primaria del consumidor, como por una serie de beneficios que lo rodean y satisfacen necesidades secundarias; hoy el mercado está saturado de bienes y servicios de todo tipo y cuando la competencia es más intensa se tiende a diferenciar el producto a través de la propuesta de beneficios adicionales.

  • Producto principal: Producto esencial que compra el consumidor para satisfacer una determinada necesidad. (Por ejemplo, automóvil)
  • Producto esperado: Producto esperado que ofrece beneficios no esenciales pero que se combinan para brindar beneficios: calidad, perfil estético, características técnicas, marca. (por ejemplo, automóvil con características específicas de velocidad, seguridad o comodidad)
  • Producto aumentado: producto ampliado que incluye un conjunto de servicios y beneficios extras que se ofrecen al cliente. (como garantía con determinadas características)
  • Producto potencial: El producto potencial es teóricamente todo lo que se puede ofrecer al consumidor, incluso para satisfacer necesidades de las que aún no es consciente.
características-de-un-producto-2
El consumidor no solo compra un producto para satisfacer una necesidad específica sino que sean agradables al utilizarlo y representa valores afectivos.

Necesario priorizar las características un producto

El producto es el centro hacia el que deben gravitar todas las actividades de la empresa. Puede ser tan importante como para identificar la propia empresa o incluso la marca. Para transmitir el valor, comunicar los beneficios y expandir su notoriedad, se pueden implementar diferentes estrategias utilizando algunas herramientas de marketing.

Los bienes y servicios forman parte del sistema de beneficios que la empresa promete al consumidor, se llaman productos. Dependiendo de los tipos de productos ofrecidos está claro que puede haber empresas de activos, donde el negocio principal está representado por activos, servicios empresariales, donde el negocio principal está representado por servicios; y por supuesto, empresas caracterizadas por un núcleo negocio de bienes y servicios.

Por tanto, el producto se puede definir como: El conjunto de atributos tangibles e intangibles de un bien o servicio, orientados a brindar un beneficio a un usuario, obtenido a través de un proceso de producción o desarrollo , a partir de recursos iniciales y con valor agregado final.

En la base de cada producto está la oferta de un beneficio o un conjunto de beneficios prometidos al consumidor. En cualquier caso, el producto nunca se considera solo por su naturaleza física sino por el sistema de elementos que lo caracterizan. El sistema de producto consta de cuatro elementos fundamentales:

  • Naturaleza físico-técnica: El producto material o sus componentes, las características de un servicio y las distintas funciones.
  • Embalaje: El empaque, el estilo, el color o el diseño.
  • Servicios auxiliares: Transporte, garantías, asistencia técnica, formación para su uso.
  • Marca: Marca que transfiere los valores de la empresa a la naturaleza intrínseca del producto, manifestándose a través de una marca.

Una descripción eficaz de un producto

Cuando se trata de configurar y administrar un negocio de comercio electrónico, aprender a escribir la descripción de un producto puede parecer una tarea relativamente simple. Por otro lado, si vende varios productos, puede parecer monótono y repetitivo. Sin embargo, la descripción de un producto no debe subestimarse ni escribirse apresuradamente.

Una descripción eficaz de un producto tiene el poder de convertir a un internauta curioso en un cliente. Investigaciones muestran que el 87% de los compradores valoran la descripción detallada del producto cuando deciden realizar una compra. Una descripción de producto ganador requiere el equilibrio adecuado de narración, contenido enriquecido y conciencia de SEO.

¿Qué hace que su producto sea diferente de los demás?

Tu propuesta de valor es el elemento que diferencia tu producto y debes incluirlo al inicio de la descripción del producto para convencer a los clientes más rápidamente.

  • Personalización del producto.
  • Mayor asistencia brindada al cliente que solo usted puede brindar.
  • Características agregadas en comparación con la competencia.

Si no estás seguro de cuál podría ser, realiza una pequeña investigación de la competencia para ver qué dicen otras empresas sobre productos similares y comprender por qué el suyo es diferente. El beneficio real de posicionar un producto diferente, es que puedes permitirte pedir un precio superior a la competencia y los clientes están dispuestos a pagar por ello si soluciona su problema específico.

Para que toda esta información se pueda entender mucho más, te dejamos este video a continuación, esperamos lo disfrute.

(Visited 117 times, 2 visits today)

Deja un comentario